LA BRUJA (**)

La_bruja-480212918-large

(Contiene SPOILERS)

A mi me encanta el cine de terror/horror de los 70, 80, 90 e incluso de hoy en día (eso sí, las cuento con los dedos de la mano), y esta película me ha parecido desastrosa; a excepción del acabado estético y dos momentos puntuales.

Es el típico producto del que te venden la moto y luego nada de nada a nivel de terror/horror. El terror apenas existe y en ningún momento te atrapa en la butaca.

Aburrimiento en la platea gracias a escenas y diálogos extendidos hasta la nausea para llenar unos noventa y pico minuto en los que poco pasa u ocurre…. salvo lo que se quiera imaginar el espectador.

Estamos ante un circo de locos y paranoias, con utilización de la religión como principal motor de la propia locura de los personajes, pero el director o los guionistas se olvidan de lo que realmente pide el espectador, conocer algo más sobre las brujas del bosque y dejar, de una vez por todas, lo que ya has recalcado en el primer tercio de película. Creo que ya hemos tenido bastantes, y muy buenas, películas de terror basadas en las emociones dramáticas de los propios personajes (El resplandor o The Babadook).

Ya no es que quiera sustos (como vende el director en sus comentarios sobre la película) o mucho terror (como vendió Stephen King), sino un producto bien construido, sin estupideces y que se deje de la cansina pretenciosidad de turno a nivel visual. (Esa niña con las manos en la cara, con el plano bien encuadrado y de tonos claros, mientras el bebé desaparece al segundo y nadie ha visto nada, debió ser la Superabuela).

A mi juicio hoy en día existe un sobredimensionamiento respecto a la calidad de ciertas películas de terror, vendidas por la prensa como obras maestras, y que, sinceramente creo, distan mucho de lo que son películas que te pongan los pelos de punta (aunque esto ya es algo muy subjetivo). Esta claro que quien haya nacido a finales de los 80, 90 o en los últimos años, creerá que este cine es el que verdaderamente rinde culto al terror, pero para nada. En mi caso, que llevo viendo terror desde medidos de los 80, esta película dista un siglo del verdadero terror que se vivía en su día.

Que puede estar mejor realizado que el cine de terror de hoy en día, no lo niego. Mejor fotografía, ausencia de cámara en mano y se utiliza más el terror psicológico que otra cosa, pero siendo sincero hay que reconocer que no cumple con su cometido de dar miedo, que es realmente lo que importa.

Aquí se juega con presentar una buena ambientación, una buena fotografía, una chica guapita, un par de mellizos (los gemelos de toda la vida, cual El resplandor), planos y música sostenida con violines, una trama lenta hasta decir basta, unos personajes que están más locos y con más pájaros en la cabeza que las propias brujas, y un final desternillante que no hay por donde cogerlo.

Los únicos momentos bien conseguidos a nivel de terror son el de la bruja picando al bebe cual ajo en mortero, el del cuervo picando pezones (aunque tampoco me puso los pelos de punta) y cuando sale la bruja de la casucha en medio del bosque.

La película tiene un montón de cosas sin explicar, sin desarrollar y apuesta todo a la carta de la bella factura visual y lo que se quiera imaginar el espectador en su cabeza.

Tenemos ideas que ya se vieron en “El bosque” (otra película vendida como lo que no era), con esas capas o tonos rojos, con ese bosque de fondo donde se oculta algo que es hasta menos enfermizo o loco que lo que ya tenemos en la casa, y con una especie de comuna religiosa muy radical.

La fórmula del terror que parece enamorar a esta nueva crítica parece basarse en un par de gotas de terror psicológico, una familia o unos personajes con serios problemas emocionales, un niño o niños pequeños dando gritos a cada momento, una bella fotografía llena de planos con detalle para los “gafapastas”, encuadramientos cual Kubrick, un terror a lo desconocido influenciado por el propio desestabilizamiento emocional de los protagonistas, la aparición a cuenta gotas del monstruo o fantasmita de turno, y el hacer uso de los clásicos para darle ese último ingrediente que adorarán los amantes del género.

Llevas todo eso adornado dentro de un cine independiente y ya tenemos la enésima OBRA MAESTRA del género, jajajaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: